HTMLpointHTMLpoint HTMLpoint.com


 Esconder el HTML



Uno de los problemas que más a menudo se interponen entre el diseñador web y la profesión que realiza en Internet es sin duda el relativo al delicado tema de los derechos de autor. En el web publishing tutela del derecho de autor se traduce en prohibir que los demás copien completamente la gráfica o contenidos utilizados.
La cuestión es muy compleja y no existe jurisdicción clara al respecto, o mejor existen dos líneas de interpretación:

  • la primera considera el web una especie de salvaje oeste al margen de la ley, donde es posible efectuar cualquier operación de plagio;

  • la segunda propone que el derecho telemático se interprete por analogía con las reglas del derecho general.

    Por un principio de legalidad, apoyamos fervientemente la segunda línea de interpretación, aunque estamos también seguros de que muchos indeseables sin fantasía ni escrúpulos no comparten esta idea. En parte, la costumbre les da la razón porque a menudo el "no vale la pena poner una denuncia por un sitio copiado" es la amarga conclusión de muchos plagios.

    HTMLpoint ha sufrido a lo largo del tiempo diversos plagios, algunos de ellos perpretados por simples usuarios, otros sin embargo por empresas y sociedades. Por lo que se refiere a los primeros, probablemente la ingenuidad y la inexperiencia han jugado un papel decisivo, mientras que por lo que respecta a los segundos la cuestión reviste una gravedad mucho mayor.
    La pregunta que el legítimo propietario de los derechos de autor se plantea ante un plagio es cómo poder reaccionar y hacer valer sus derechos. Si esta pregunta se la hacemos a un abogado, nos dará una respuesta obvia: hay que denunciar al infractor. Solución seguramente condivisible en casos extremos en los que no se atiende a razones de otro tipo.

    Antes de llegar a la denuncia, te aconsejamos realizar algunas operaciones previas que en la mayor parte de los casos bastan para resolver el problema.

    Antes de continuar, es conveniente establecer una diferencia según el sitio objeto de plagio tenga como anfitrión una comunidad gratuita (Digiland, Aspide, Geocities, Tripod, Xoom, etc.) o posea un propio dominio de segundo nivel (www.nome.com o www.nome.it).

    Sitios hospedados por Community

    En este caso los datos personales del responsable del plagio no son seguros, ya que las Community requieren en el momento de la inscripción estos datos sin realizar ningún tipo de verificación. Esto se traduce en la posibilidad, en absoluto remota, de que se comuniquen a la comunidad nombres inventados y datos falsos sin que se pueda así acceder a la verdadera identidad del culpable.
    Por esta razón, la totalidad de los sitios pirata en MP3 o Crack están hospedados en comunidades virtuales gratuitas.

    Sentadas estas premisas, te aconsejamos que intimes por correo electrónico al responsable (generalmente todo sitio web tiene una dirección electrónica de referencia). El mensaje, escrito en tono formal, debe incluir:

  • nombre, apellidos, dirección, teléfono y declaración explícita de los datos que se retienen ilegalmente copiados;
  • referencias claras a las páginas que se consideran copiadas;
  • solicitud de eliminación inmediata y sin condiciones del material copiado.

    El mismo mensaje podemos enviarlo en CC (la opción de los programas de correo que envía el mensaje, además de a la dirección especificada en el campo TO, a otros destinatarios) a los responsables de la comunidad. Además de este mensaje, sería aconsejable enviar otro directamente a los responsables de la comunidad solicitando aclaraciones al respecto. En el mismo destacaremos los datos relativos a la mayor ancianidad de nuestro sitio respecto al reo de plagio. Pongámonos, en efecto, en el lugar de un dirigente de comunidad virtual que ve que le llega un mensaje solicitando que dé de baja a uno de sus "ciudadanos". Es obvio que desee asegurarse de que los datos relativos a la efectiva existencia previa del sitio sean ciertos.

    Esta prueba de preexistencia puede proporcionarse mostrando la fecha de registro del sitio a la Internic (para los dominios .com) o a la RA italiana (para los dominios .it).

    Sitios con dominio propio

    Para sitios con nombres de dominio de segundo nivel (www.nombre.com o www.nombre.it) la solución del problema es más clara dado la certeza de la identidad de los responsables. Tanto la RA italiana como la Internic americana ponen a disposición bases de datos para conocer la identidad de los titulares de los dominios. Así, si el dominio www.gif-animate.com hubiera plagiado tu sitio, bastaría insertar en el espacio siguiente:

    La base de datos de Internic te facilitará nombre, apellidos, dirección electrónica y dirección real del titular. Llegados a este punto, las soluciones son dos:

  • con un mensaje electrónico como el visto antes para las comunidades, se intenta convencer al culpable de que no continúe delinquiendo;
  • por correo certificado con acuse de recibo, se le envía al culpable una carta redactada por nuestro abogado. La carta certificada con acuse de recibo tiene valor legal y podrá usarse en el eventual juicio. Tiene seguramente un impacto psicológico "traumático" en el responsable que no podrá hacer como si nada.
    Otra solución es la de enviar simultáneamente el mensaje y la carta, de manera que aunque el primero no surta efecto no perdamos un tiempo precioso.

    Último consejo

    Demostrar la presencia en la red de nuestro sitio con fecha anterior a otros no es siempre fácil y, a menudo, es técnicamente imposible. Una solución poco técnica pero seguramente eficaz es la siguiente:

  • guardar en floppy o Cd-rom todo el contenido del propio sitio;
  • meter todo en un sobre y sellarlo con lacre;
  • enviarnoslo por correo certificado con acuse de recibo a nuestro propio domicilio.

    De esta manera el sello postal y el sello de lacre demostrarán sin que haya lugar a dudas la fecha en que el sitio estaba en línea. En el caso de que tuvieramos que acudir a juicio, el sobre sellado podría servirnos prueba.


  •   Torna a inizio pagina