HTMLpointHTMLpoint HTMLpoint.com


 Crear listas de distribución



Las listas de distribución constituyen uno de los instrumentos más longevos y apreciados que la red ha producido hasta ahora. Se trata de listas de usuarios con su propia dirección de correo electrónico a quienes se envían periódicamente mensajes con los más diversos contenidos. Convertirse en usuario de una lista de distribución es muy fácil y no requiere más que un simple lector de correo como, para citar sólo dos, Eudora y Outlook. Dicho de otro modo, inscribirse en una de estas listas no obliga a instalar software adicional o a conectarse a canales específicos. Asimismo, crear una lista de distribución es relativamente sencillo y también en este caso puede bastar con un programa normal de gestión de correo. Hay que decir, sin embargo, que por lo que respecta a listas con miles de usuarios es necesario dirigirse a programas automáticos de expedición, suscripción y cancelación.

Existen distintos tipos de listas de distribución:

Listas moderadas o libres

Estas listas se diferencian una de otra por la presencia o no de un moderador, cuya misión es actuar como árbitro imparcial e impedir el "spam" o bombardeo publicitario con envío masivo de publicidad indiscriminada y no solicitada. La presencia de un moderador tiene la ventaja de limitar los mensajes que se salen del tema, aunque hace que se pierda, al menos en parte, el carácter horizontal de la organización de este tipo de estructura.

Listas de contenido o informativas

Por listas de contenido entendemos el examen pormenorizado de temas no tratados, o tratados parcialmente, en los sitios web y, en general, todo tipo de información que no es meramente comercial (la presentación de un nuevo producto); en otro caso, las listas se denominan informativas.

Liste unidireccionales o abiertas

En las listas unidireccionales sus miembros no pueden comunicar entre sí, sino tan solo recibir mensajes de un remitente determinado que, por lo general, es el propietario de la lista. Por el contrario, las listas abiertas son salas de debate propiamente dichas, donde cada uno aporta su propia contribución. La estructura de estas últimas listas es similar a la de los grupos de noticias y a menudo cuentan con la presencia de un moderador.

Enviar nuestra dirección de correo electrónico a una lista de distribución resulta muy sencillo y es, además, gratuito. Muchas listas son listas sin ánimo de lucro, mientras que otras se financian mediante la inserción de pequeños mensajes publicitarios. Es posible darse de baja de la lista en cualquier momento y dejar, así, de recibir sus mensajes. Las inscripciones se realizan vía web mediante unos sencillos formularios o un mensaje de correo electrónico. En ambos casos, y por lo que se refiere a los sitios que citamos a continuación, puedes encontrar explicaciones detalladas en las respectivas páginas web.

Las listas de distribución poseen diversas ventajas respecto a comunicaciones más avanzadas:

  • llegan directamente al buzón de correo ahorrando esfuerzos de búsqueda;
  • funcionan con programas de correo electrónico de uso corriente;
  • son periódicas y llegan, por tanto, a convertirse en una costumbre familiar;
  • son gratuitas y ocupan poco;
  • no sufren de la lentitud que caracteriza gran parte de la navegación en WWW;
  • establecen una relación más directa entre los miembros y los administradores.

    Existen diversas soluciones técnicas para administrar listas de distribución. A continuación, analizaremos tres soluciones muy distintas entre sí pero con una característica común: el carácter unidireccional, es decir, el uso de la lista con fines exclusivamente informativos y no de intercomunicación entre los miembros. Dicho de otro modo, sólo el administrador (denominado a partir de ahora Owner) puede enviar mensajes a la lista.


  •   Torna a inizio pagina